Olores Provocados Por Una Muerte

El problema de los olores en las viviendas provocados por un fallecimiento desatendido

El olor suele ser el elemento que delata que se ha producido un fallecimiento desatendido, es entonces cuando se notifica a las autoridades la situación. En este momento las autoridades competentes inician el proceso de retirada del cuerpo y la investigación de las circunstancias del fallecimiento. No obstante, la limpieza corre a cargo de una empresa especializada en limpiezas traumáticas.

¿Por qué se produce el mal olor?

Cuando se produce un fallecimiento en un domicilio y pasa un tiempo sin que nadie lo notifique lo habitual es que se inicie rápidamente el proceso de descomposición del cuerpo. La materia orgánica comienza a descomponerse, lo que implica la aparición de un fuerte olor y en ocasiones el surgimiento de plagas de insectos que participan en el proceso.

Uno de los problemas principales en estos casos es el potente olor que queda impregnado en todo el domicilio. Es extremadamente difícil de eliminar y normalmente es lo suficientemente fuerte para impedir que se acceda con normalidad tanto a la estancia afectada como a zonas adyacentes.

El proceso de eliminación del olor es parte del trabajo de limpieza que desarrollará la empresa especializada en limpiezas forenses. El método más efectivo para eliminar definitivamente el olor es el tratamiento con ozono.

Eliminación de olores con ozono

El ozono es un gas con una gran capacidad de oxidación de la materia orgánica, siendo capaz de eliminar del aire las partículas microscópicas que causan el olor. La gran ventaja del ozono es que además de eliminar malos olores actúa como desinfectante del aire, eliminando cualquier patógeno en suspensión en el aire de las estancias tratadas.

El proceso de choque con ozono se realiza con generadores de ozono especialmente pensados para limpiezas forenses. El proceso es sencillo, se introduce el generador de ozono en la zona impregnada con el olor, se sella la sala y se conecta el generador de ozono. Dependiendo del tamaño de la estancia y de la persistencia del olor se deja mayor o menor tiempo.

Durante el proceso de desinfección con ozono no se debe acceder al área afectada, ya que en grandes concentraciones el ozono puede llegar a resultar tóxico. De cualquier modo, el acceso al área a trabajar solo debe hacerse con equipos de protección integral y por profesionales preparados para enfrentarse a este tipo de circunstancias. Recuerde que hasta que finalice el proceso de limpieza existe riesgo biológico en toda el área afectada por la muerte desatendida, así que no acceda a ella bajo ningún concepto.

Una vez finalizada la limpieza y el proceso de eliminación del olor mediante ozono, el domicilio afectado por el fallecimiento queda perfectamente higienizado y desinfectado. Pasado un tiempo prudencial para que el ozono se disipe ya se puede acceder al inmueble sin riesgo alguno.

Es importante que deposite su confianza sobre una empresa profesional especializada en limpiezas forenses o traumáticas. Solo de este modo puede estar completamente seguro de que la zona queda completamente desinfectada y no queda rastro alguno del olor derivado del fallecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *